¿Cuándo elegir la externalización hotelera?| Masshotel
16259
post-template-default,single,single-post,postid-16259,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

¿Cuándo elegir la externalización hotelera?

¿Cuándo elegir la externalización hotelera?

El outsourcing hotelero está en auge por los beneficios que aporta a los hoteles, principalmente en ahorro de costes y especialización del servicio, lo que supone una importante ventaja competitiva. Sin embargo, ¿conviene contratar una empresa de externalización de servicios hoteleros en todos los casos?

Cada vez son más los hoteles que deciden contratar a una empresa de outsourcing hotelero para gestionar todo tipo de servicios, desde la limpieza o la lavandería hasta el spa o los tratamientos wellness. Si, en 2014, más del 30% de los empleados que trabajaban en el sector hotelero pertenecían a empresas externas, se calcula en 2019 esta cifra llegará al 60%.

Sin embargo, el debate sobre las ventajas e inconvenientes de este modelo de gestión está sobre la mesa. Una de las principales cuestiones a la hora de decidirse por el outsourcing hotelero es que no merme la calidad del servicio.

Uno de los principales valores añadidos para los hoteles es la especialización de los trabajadores de la empresa de externalización de servicios hoteleros, ya que gracias a ella se consiguen clientes más satisfechos y, por tanto, más fieles.

Por este motivo, es clave elegir bien la empresa externa, huyendo del intrusismo. De esta forma, los costes que ahorra el hotel se pueden invertir en ofrecer servicios complementarios para los clientes.

Otro de los factores por los que conviene el outsourcing hotelero es la elevada temporalidad del sector. Los hoteles necesitan flexibilidad para hacer frente a los altibajos de ocupación. Con este modelo de gestión se trabaja con costes variables en función de las necesidades de cada época del año, con lo que mejora la rentabilidad.

El outsourcing hotelero puede ser global, departamental o de apoyo. La mayoría de expertos del sector opinan que ciertos servicios, como la recepción, no se deberían externalizar porque se perdería gran parte del trato personalizado, especialmente en hoteles de pequeño tamaño.

Otros, como los servicios wellness de los hoteles, encuentran en esta fórmula un importante valor añadido. Muchos establecimientos que no cuentan con instalaciones para este tipo de servicios pueden beneficiarse de la externalización para ampliar su oferta con calidad y especialización.

Por tanto, la clave reside en estudiar qué actividades y tareas son las idóneas para externalizar en cada caso. Además, debe existir una coordinación precisa entre el hotel y la empresa externa para evitar discrepancias sobre la calidad, falta de comunicación, procesos redundantes o pérdida de control sobre la prestación de los servicios. La colaboración entre el hotel y la empresa de outsourcing hotelero es una garantía de éxito.

Delegar la gestión en una empresa seria y solvente se traduce en ahorro y calidad de servicio.

Si estás pensando en externalizar los servicios wellness de tu hotel o en incorporarlos a tu oferta, consulta con nosotros para conocer diferentes posibilidades de contratación.

 

SI TE HA GUSTADO ESTE POST SOBRE “ ¿CUÁNDO ELEGIR LA EXTERNALIZACIÓN HOTELERA?”, SEGURAMENTE TE INTERESARÁ…