Cómo y cuándo externalizar los servicios de tu hotel| Masshotel
16287
post-template-default,single,single-post,postid-16287,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Cómo y cuándo externalizar los servicios de tu hotel

Cómo y cuándo externalizar los servicios de tu hotel

La externalización hotelera es una opción muy extendida en establecimientos de todo tipo, ya que ha demostrado su eficacia en el control de costes y en la profesionalización de los servicios ofrecidos por empresas especializadas.

Ahora bien, ¿conviene contratar servicios de outsourcing hotelero en todos los casos y para todos los departamentos? Muchos hoteleros piensan que este modelo de gestión es un método rápido y sin riesgos para mejorar su competitividad. Esta idea, si bien es cierta, debe ponerse en práctica previo análisis de la realidad de cada hotel.

La tendencia hacia la externalización hotelera viene motivada por diferentes decisiones estratégicas. En algunos casos, como en el de la limpieza de pisos, el outsourcing responde principalmente a motivos de eficiencia operativa y reducción de costes. En otros casos, como el de la restauración o los servicios wellness a hoteles, la razón se encuentra en la voluntad de ofrecer servicios de valor añadido a los clientes.

Los hoteles que apuestan por la externalización hotelera para diferenciarse de la competencia con un valor añadido encuentran en esta fórmula una ventaja indudable: la posibilidad de contar con personal especializado y capacitado para ofrecer un servicio de calidad.

En estos casos, los servicios wellness a hoteles son muy beneficiosos para establecimientos pequeños, que tienen menor capacidad asumir los costes fijos de un departamento interno debido a que acusan más la estacionalidad.

No obstante, la externalización puede acarrear una pérdida de control sobre los servicios ofrecidos, por lo que es imprescindible que empresa externalizadora y hotel mantengan una comunicación constante y fluida. Es vital que la empresa subcontratada conozca a fondo la misión, visión y valores del hotel y se implique directamente en ellos.

La decisión de externalizar los servicios depende de los recursos propios del hotel y de su capacidad para gestionar departamentos no estratégicos. Actualmente, se puede externalizar cualquier servicio, desde la limpieza o la seguridad hasta los servicios wellness y la restauración. La clave está en conocer qué departamentos se pueden dejar en manos de profesionales bajo la supervisión de los responsables del hotel.

Antes de externalizar determinadas áreas se deben analizar todas las cuestiones relacionadas con el mismo, como el perfil de la empresa externa y el tipo de contrato que se firma. Solo de esta forma el outsourcing hotelero conseguirá un ahorro de costes manteniendo la calidad del servicio.

Es recomendable elegir una empresa especializada en el área que se desea externalizar, ya que es posible que una empresa de servicios generales no pueda aportar al negocio gran experiencia y saber hacer en todas los departamentos.

Finalmente, conviene tener completa seguridad de que la empresa externa cumple con la legalidad en lo que se refiere a sus trabajadores para no poner en riesgo la imagen del hotel.

 

SI TE HA GUSTADO ESTE POST SOBRE “CÑOMO  Y CÚANDO EXTERNALIZAR LOS SERVICIOS DE TU HOTEL ”, SEGURAMENTE TE INTERESARÁ…